1 de mayo: ¡Que la precariedad salte por los aires!

¿Cómo es posible que durante la crisis las grandes empresas y multinacionales aumenten sus beneficios?¿Qué está pasando para que aumente el número de ricos? Cualquier persona que haya intentado buscar trabajo recientemente se lo podrá imaginar, recortes salariales que en muchos casos no cubren gastos, pérdida en la capacidad negociadora de las trabajadoras, deterioro de las condiciones laborales, EREs, etc. Se forran a nuestra costa.

Para las más jóvenes la situación es aún peor. Entre las menores de 25 años encontramos las cotas de paro más altas y a la vez menores expectativas de encontrar trabajo. Además, contratos más precarios y de menos duración, incluso becas o prácticas no remuneradas. Y, como siempre, las peores cifras y condiciones son sufridas por las mujeres.

A la generación “que vivirá peor que nuestros padres” nos machacan con un futuro no muy halagador. Pero no podemos decir que está todo perdido. Para darle la vuelta ese lema de las paredes de nuestros barrios “Organízate y lucha” tiene que ser una realidad, también en los centros de trabajo. Si los sindicatos mayoritarios capitulan o no tienen en cuenta a las precarias, hay que explorar nuevas vías de sindicalismo. Por ejemplo, construir espacios territoriales para apoyarse entre plantillas pequeñas y atomizadas o sacar el máximo partido a las redes sociales para aumentar el impacto de los conflictos. Sin capacidad de auto-organización y de presionar nadie nos va a regalar unas condiciones de trabajo dignas. Tenemos que hacernos valer.

Hay motivos para la esperanza y referentes, ejemplos de lucha sindical en sectores con muchísimas jóvenes: la huelga de Telemarketing, la de acomodadores del Auditori y el Liceu en Barcelona o el conflicto en la cadena de restaurantes UDON, además de experiencias como la campaña No + Becas x Trabajo. Todas estas luchas tienen en común la presencia de personas jóvenes y la búsqueda nuevas herramientas y estrategias que permitan avanzar en la lucha por empleos dignos.

Por todo esto no solo animamos al conjunto de la juventud a participar activamente en las actividades y manifestaciones convocadas para el próximo 1 de mayo, sino que también animamos, apoyamos y ponemos de nuestra parte para la auto-organización desde la base contra la precariedad laboral y contra la explotación.