Por la absolución de los encausados por ocupar la Conselleria de Palma

Nos recortan y nos acusan

Martes 24 de marzo de 2015, por Mar

Comunicado del área de estudiantes de Anticapitalistas

Hace unos días nos enterábamos de que la Audiencia Provincial de Baleares ha ratificado la condena de más de 30.000 euros de multa contra las 44 personas encausadas por la ocupación simbólica de la Conselleria de Educación, Cultura y Universidad del Govern balear el 22 de mayo del 2012 en protesta contra el tasazo universitario, los recortes en educación y la Ley de Función Pública y otras medidas que arrinconan el catalán en la administración y el sistema educativo.

Esta acción, organizada por la Asamblea de la Comunidad Universitaria de la UIB (Universidad de las Islas Baleares) y en la que participaron estudiantes y profesorado, estuvo inserta en toda una dinámica masiva de movilización en defensa de una educación pública, popular y en catalán que se intenta perseguir y criminalizar con esta condena. El objetivo político de la sentencia está claro: utilizar la represión para ahogar las resistencias al saqueo neoliberal por la vía del miedo.

Nada nuevo. Desde que los consensos del 78 se desmoronan cada vez es más habitual la criminalización sistemática de la protesta y los movimientos sociales como una herramienta más para imponer el programa de los privilegiados y la Troika. Otro ejemplo sin salir de las aulas sería el de Isma y Dani, estudiantes barceloneses encausados por su participación en la huelga general del 29M. “Ens retallen i ens acusen” (Nos recortan y nos acusan) decía la campaña de apoyo a las encausadas de la UIB.

No es casualidad que el movimiento por el derecho a la educación haya sido el blanco predilecto de la represión en Mallorca, Menorca y las Illes Pitiüses, con expedientes a directores, multas e imputaciones. También ha sido el principal quebradero de cabeza del Govern del PP encabezado por Bauzà: primero, la huelga de docentes que obligó a retirar el decreto de trilingüismo (TIL) y forzó la destitución de la consellera Camps y, ahora, el impulso del “Pacte per l’educació” como una alternativa de consenso y participada desde abajo han canalizado un apoyo mayoritario al cambio político y social que desborda lo sectorial y amenaza los intereses de los representantes de la clase dominante en las Islas Baleares .

Desde Anticapitalistas rechazamos la condena y los objetivos que persigue y mostramos todo nuestro apoyo a las 44 represaliadas. Animamos a todas las personas comprometidas con la educación pública a participar en la campaña de solidaridad para extender esta solidaridad. Exigir la absolución de las 44 afectadas debe ser una reivindicación más del movimiento estudiantil lo que resta de curso.

Plantemos cara a la represión: el miedo no va a pararnos. Si tocan a uno, nos tocan a todos.

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0