Vota ninguno. Garantía de futuro para la UCM

Miércoles 29 de abril de 2015, por Mar

Estudiantes Anticapitalistas

La universidad presencial más grande del Estado español se hunde. No es el relato agónico de unas élites eminentes y neoconservadoras que quieren hacerse con el último reducto "desobediente" de la marca Madrid. La Universidad Complutense de Madrid no goza de buena salud. Lleva años resintiéndose por cada recorte a los presupuestos, empeora un poco con cada vuelta de tuerca al profesorado no permanente y suspira cuando hay estudiantes que no acuden a clase porque no pueden pagárselo.

Han convertido a la UCM en una universidad donde les sobran los estudiantes, la mitad de los trabajadores, donde el virus Bolonia no hace sino incrementar las razones del estudiantado para plantar cara a reformas como el 3+2, a los Rectorados infames que prefieren la represión policial al diálogo con los estudiantes sobre sus demandas y sobre todo, las razones de miles de trabajadores y docentes que ven sus derechos y sus puestos de trabajo en juego.

Pero claro, nos piden el voto, en una campaña donde 5 candidatos presentan programas, a cada cual más neoliberal (y en los que la participación de la Comunidad Universitaria ha brillado por su ausencia), donde proponen las soluciones para cambiar la universidad. Como no hemos podido participar, desde Estudiantes Anticapitalistas proponemos tres lineas maestras y algunas consignas. Creemos que la universidad, hoy por hoy, con el proceso constituyente y el impulso democratizador de los movimientos y las clases populares,tiene que ser pública y universal, tiene que estar gestionada y controlada por la comunidad universitaria que la compone y no por gestores profesionales a sueldo de los rectorados, y ante todo, democrática y libre de explotación laboral, mercantilización y agresiones e intolerancia hacia las mujeres y las distintas etnias.

Por eso nuestra consigna es no-votar para garantizar la supervivencia de nuestra universidad. El no-voto a ninguno, ni a quienes se permiten recortar e implementar subidas de tasas como Carrillo, a quienes votan complicemente el Decreto 3+2 como Morán, quienes participaron activamente en la implantación del Plan Bolonia como Andradas o hasta quienes, hasta el día de ayer, eran afiliados a UPyD como Calduch o a quienes quieren que todo cambie para que todo continúe igual como Dámaso.

¡Garanticémonos derechos, construyamos otra universidad: vota ninguno!

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0