Ni objetos ni mercancías: protagonistas del 8M

Comunicado del Área LGTBI de Anticapitalistas

La diversidad de cuerpos y formas de entender la sexualidad de las mujeres deben estar presentes este próximo 8 de Marzo, por eso mismo, desde Anticapitalistas, reclamamos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, sobre nuestras relaciones sexuales, sobre nuestro género, sobre nuestras vidas.

Este 8M las mujeres LGTBI nos sumamos a la huelga por el derecho de autodeterminación sobre nuestro cuerpo, porque nuestra identidad de género no debe ser patologizada. Las trans no somos enfermas, tenemos derecho a decidir nuestro género y a la manera de ser leídas y reconocidas en la sociedad. Nuestros genitales no nos definen ni pueden limitar nuestro derecho a ser, a existir, a trabajar, a vivir.

Las lesbianas hacemos huelga para poner el placer de las mujeres en el centro, para romper con el falocentrismo y el coitocentrisco en las relaciones sexuales. Nuestros clítoris ya nos aporta todo lo que necesitamos, no nos hace falta nada más. La sexualidad de las mujeres debe dejar de ser un tabú y debe dejar de ser también un fetiche.

El 8M también las trans salimos para visibilizar nuestros cuerpos, porque hay mujeres con vaginas y mujeres con pene, porque nuestras prácticas sexuales transgreden la norma. Este 8M hacemos huelga para visibilizar la diversidad de nuestros cuerpos y nuestras prácticas sexuales, tengamos lo que tengamos entre las piernas.

Las mujeres LGTBI salimos el 8M para dejar claro que nosotras decidimos sobre a quién queremos, con quién nos acostamos, que somos nosotras las que ponemos las normas y las condiciones. La huelga feminista es también nuestra huelga porque es una huelga por nuestros derechos y libertades sexuales que han de traducirse en leyes y medidas que los garanticen, porque aún nos queda mucho por conquistar y no estamos dispuestas a conformarnos con lo que tenemos y mucho menos vamos a permitir que se den pasos atrás, digan lo que digan aquellos que pretenden imponer sus normas y modelos como los únicos posibles: nuestra diversidad no cabe en su mundo.

Desde Anticapitalistas sabemos que nuestros derechos y libertades no caben en este sistema, patriarcal y capital, que convierte nuestros cuerpos en objetos y nuestros derechos y deseos en mercancías, por ello saldremos el 8M a las calles: ¡Mi cuerpo, mi vida, mi forma de follar … no se arrodillan al sistema patriarcal!